ilustracción!

ILUSTRACCIÓN! >> Noticiero >>Premios >> Miguel Calatayud, Premio Nacional de Ilustración

Miguel Calatayud, Premio Nacional de Ilustración

Miguel Calatayud ha sido galardonado hoy con el Premio Nacional de Ilustración 2009, por el conjunto de su obra. El premio, concedido por el Ministerio de Cultura, está dotado con 20.000 euros.
Calatayud (Aspe, Alicante, 1942) comenzó su carrera en los años 70 como ilustrador y realizando series para la revista Trinca. Durante los 80 fue uno de los más destacados representantes de la llamada «línea clara valenciana». Pasó posteriormente a ser reconocido por la ilustración de obras de literatura infantil.
Ha publicado 49 libros de ficción ilustrados, seis de los cuales con textos e ideas propios; ha colaborado en otros 19 libros y ha publicado 10 álbumes de cómic de los que también es autor de los guiones. Ha realizado 12 exposiciones individuales y ha participado en 58 exposiciones colectivas, entre las que se encuentran las más importantes en el sector del libro a nivel internacional.
Anteriormente obtuvo los premios Lazarillo de Ilustración (1974, por Cuentos del año 2100), el Premio a la mejor obra del Saló del Còmic de Barcelona (1998, por El pie frito) y en dos ocasiones el Premio a las Mejores Ilustraciones de Libros Infantiles y Juveniles, del Ministerio de Cultura (1989, por Una de indios y otras historias, y 1992, por Libro de las M’Alicias).
El jurado del Premio Nacional ha estado presidido por Rogelio Blanco (director general del Libro, Archivos y Bibliotecas) y compuesto por Mónica Fernández (subdirectora general de Promoción del Libro); Pablo Jurado (por APIM); María Rius (por APIC); David Heras (por APIV); Suso Cubeiro (por AGPI); Enrique Martínez-Inchausti (por APIE-EIEP); Mariona Cabassa (por FADIP); Juan Bordes (por la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando); M.ª Jesús Esther Gil (por OEPLI); Reina Duarte (por la ministra de Cultura); y Arnal Ballester, autor galardonado en la edición anterior.

15 de septiembre de 2009
 

14 comentarios a Miguel Calatayud, Premio Nacional de Ilustración:

  1. Un ilustrador de cuenca [23/9/09, 8:54]:

    Hola:

    Quería manifestar mi queja por la manera ( a mi entender injusta ) en la que se plantea este premio, y la composición del jurado. Si cada asociación de ilustradores pone sobre la mesa varios ilustradores de su comunidad, ¿qué pasa con los ilustradores de Cuenca, por ejemplo? ¿ y con los de Andalucía?¿y los de Ceuta y Melilla?. Es injusto que los ilustradores que pertenezcan a comunidades autónomas con asociación, tengan mucha más fuerza. Y sé perfectamente que es así, las asociaciones no proponen al ilustrador que consideran el mejor de España ( El premio es NACIONAL ) si no que proponen a los suyos, a los de su comunidad. Esto es un agravio comparativo tremendo al resto de ilustradores que no tenemos la ” suerte” de tener asociación. O hacemos como eurovisión, y cada comunidad autónoma presenta a sus ilustradores, o se nombra a un jurado que proponga a los MEJORES ILUSTRADORES DE ESPAÑA, sin atender a dónde han nacido.


  2. Henrique Torreiro [24/9/09, 18:38]:

    Estimado amigo:

    Para establecer un jurado cualificado y fuera de toda duda, el Ministerio de Cultura se pone en contacto con las instituciones que considera que tienen una relevancia o representatividad en el sector directamente relacionado con el Premio Nacional en cuestión. En el caso del de Ilustración, parte de esas instituciones son las asociaciones profesionales de ilustradores y la federación que las agrupa. Cada una de esas instituciones designa a una persona que, naturalmente, considera cualificada para formar parte del jurado, y esa persona es la que va a tomar las decisiones en la reunión de la que saldrá el fallo. Cada uno de los miembros del jurado tiene que llevar al menos una propuesta justificada de un candidato al Premio Nacional (puede presentar hasta tres, y siempre con un dossier en el que se recojan su trayectoria y sus méritos). Hay que decir que cualquier entidad o persona ajena al jurado puede presentar también su propuesta, cosa que este mismo año también ha sucedido.

    Cada entidad puede dar algún tipo de instrucción a la persona que ha designado sobre el tipo de propuestas que puede presentar, pero al final es esa persona y nadie más quien va a defender a un candidato o a otro, de acuerdo con sus propios criterios, que se supone que son totalmente serios y profesionales. Esa persona puede defender la candidatura de autores de su zona de nacimiento o de cualquier otra, al igual que lo haría si fuese designada por cualquier otro organismo; no es función primordial de las asociaciones hacer nada parecido al chauvinismo, y mucho menos si tenemos en cuenta que en cualquiera de las asociaciones existentes hay asociados que no nacieron o no residen en la comunidad que les da nombre. Podemos constatar que en esta edición varios de los candidatos propuestos por las asociaciones profesionales no se correspondían por nacimiento con ninguna de las cinco comunidades autónomas con asociación. Pero, poniéndonos en el ‘peor’ de los casos, aunque cada una de las cinco asociaciones llevase solo candidatos «de su tierra», todavía estarían los votos de otras seis personas (las designadas por la Subdirección General de Promoción del Libro, la FADIP , la OEPLI , la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando y la ministra de Cultura, además del ganador de la anterior edición del Premio), lo que da como resultado muchos candidatos de muchas procedencias posibles y anula cualquier sospecha de localismo, y más teniendo en cuenta que en la reunión de cualquier jurado se debate, se vota y finalmente se decide el premio por unanimidad o por mayoría, no por sorteo, como parece evidente.

    Esperamos que esta aclaración resuelva tus dudas acerca del jurado del Premio Nacional, un galardón que por encima de todo creemos que debe ser entendido como un beneficio para toda la profesión, mucho más incluso que para el ganador de cada edición, que está claro que siempre va a ser solo uno de los muchos que lo merecerían.

    Un saludo cordial,

    Henrique Torreiro
    Gerente de FADIP


  3. Un ilustrador de cuenca [24/9/09, 19:09]:

    Estimado Henrique.

    Pongámonos, pues, en el “peor” de los casos, que es el que nos ocupa, y si no, estaría bien que se hiciesen públicos los candidatos que ha presentado cada asociación, para comprobar el grado de chauvinismo de las mismas.

    Poniéndonos, como decía, en el “peor” de los casos, o sea, que cada asociación nombre a “candidatos de su tierra”. Es evidente para mí, y para cualquiera, que un ilustrador de melilla tendrá siempre menos posibilidades de ser candidato que uno de una comunidad que tenga asociación. Te remito a mi post anterior.

    De todas formas, me preocupa que FADIP no vea ninguna irregularidad, injusticia, o problema en este sistema…ni siquiera en ese “peor de los casos”…

    Un saludo cordial.


  4. Pablo Jurado [25/9/09, 17:22]:

    Estimado ilustrador:

    Antes de nada, agradecerte el interés que demuestras por leer nuestra página de la Federación (FADIP); esto me da a entender que eres conocedor, aunque no actor, de las actividades que se llevan a cabo dentro del movimiento asociativo, y de lo difícil que resulta poner a nuestra profesión en el lugar que le corresponde.

    Con absoluto conocimiento, solo te puedo hablar del protocolo que hemos seguido en la Asociación a la que represento, APIM de Madrid, a la hora de elegir candidatos al Premio Nacional.

    No hemos elegido a estos por el hecho exclusivo de ser de nuestra comunidad; pensar esto sería restar importancia al Galardón y sobre todo negar cualquier valor artístico y profesional a los candidatos de este año o anteriormente premiados. En nuestro caso, nuestras candidaturas han sido Ana González Lartitegui y Alicia Cañas, que no son de la Comunidad de Madrid (zaragozana y riojana, respectivamente), ni pertenecen a nuestra Asociación; El Roto y Ana Juan son madrileño el primero y valenciana la segunda, pero no fueron candidatos presentados por nosotros, no sé si esto te puede aclarar algo. Quienes los postularon solo vieron su trabajo y su trayectoria; eso y solo eso les ha hecho merecedores como al resto de candidatos de estar ahí.

    El Premio Nacional lo organiza el Ministerio de Cultura, y tal y como indica muy bien Henrique Torreiro, nuestro gerente, este cuenta con las organizaciones profesionales conocidas. Si hubiera otra manera, sería el Ministerio quien variase la confección del Jurado y las bases del Premio; nosotros somos invitados, y, como tal, correspondemos.

    Nuestra Asociación, según consta en los Estatutos fundacionales, tiene un carácter que ocupa todo el territorio, y cuenta con asociados de otras comunidades. Me consta que esto ocurre en otras APIS, por lo que si tu interés es pertenecer a alguna de ellas estaremos gustosos de recibirte como nuevo socio.

    Hoy día, con las diferentes herramientas informáticas de que disponemos, es perfectamente posible estar al tanto, participar y aportar ideas para la mejora de la profesión desde cualquier lugar.

    Somos conscientes de que el pertenecer a una API supone esfuerzo, trabajo e incluso dinero, pero todo esto queda sobradamente compensado con saber que estás colaborando con un objetivo, que es el de dignificar una profesión y a los profesionales que a ella nos dedicamos, y darle la relevancia social que se merece.

    Yo te sugeriría que te asociaras a Madrid, pero, como la generosidad debe ser rasgo habitual en el movimiento asociativo, te recomiendo cualquiera de las asociaciones que en la actualidad operan, que, aunque cada cual con su visión y su forma de hacer, tenemos como denominador común la defensa de nuestro trabajo y derechos.

    En cualquier caso, Miguel Calatayud, recientemente galardonado, entendiendo, como no podía ser de otra manera, el apego a su tierra, tiene tanta relevancia dentro del mundo de la ilustración que por suerte para todos rebasa cualquier frontera.

    Recibe un afectuoso saludo,

    Pablo Jurado
    Presidente de APIM


  5. Un ilustrador de cuenca [26/9/09, 10:41]:

    Estimado Pablo:

    Soy conocedor, como dices, de lo difícil que es poner a nuestra profesión donde corresponde. Y soy consciente de la importancia del movimiento asociativo en la ilustración española. Por ejemplo, consiguiendo que el premio Nacional de Ilustración se equipare al resto de premios Nacionales. Es un logro, como otros muchos en los últimos años, que jamás se podría haber conseguido sin la mediación de FADIP. Pero creo que, para seguir mejorando, es necesaria una cierta autocrítica. Esto que yo denuncio es un problema derivado de la propia configuración de asociaciones de ilustradores en España que no ocurre en otros paises, y que estaría bien solucionar para evitar casos como en le que nos ocupa. Y es la FADIP quien debe tomar cartas en el asunto. Comprobar si ha pasado lo que yo denuncio, y tratar de resolverlo para futuras convocatorias.

    Muchas gracias por tu respuesta. El que des los nombres que habéis propuesto demuestra la honestidad de la APIM. No sé si tú has estado personalmente en las reuniones del jurado, pero si es así, sabrás si ha ocurrido lo que yo denuncio, y en ese caso, qué asociación lo ha hecho. Yo tengo conocimiento de que sí. De todas formas, por lo menos no justificas el que pueda haber ocurrido, tal y como ha hecho el señor Torreiro, quien debería decir simple y claramente si lo que digo es cierto o no.

    Muchas gracias por tu disposición y sinceridad.

    Recibe un afectuoso saludo


  6. Miguel [26/9/09, 11:52]:

    Hola.

    Creo que la acusación de ese “ilustrador de cuenca” es muy grave. Si es cierto, debería la FADIP de tomar cartas en el asunto para evitarlo. De todas formas, que no sirva para desacreditar lo más mínimo a un ilustrador como Calatayud.

    Un abrazo

    Miguel


  7. Santy Gutiérrez [28/9/09, 10:13]:

    Hola Ilustrador de cuenca, yo personalmente no veo la injusticia que denuncias. Soy Santiago Gutiérrez, presidente de la Asociación Gallega y el año pasado fui elegido para formar parte del jurado que designó el ministerio para otorgar el premio nacional, que recordemos recayó en Arnal Ballester, asi pues sé de lo que hablo y he vivido personalmente la experiencia de nominar, defender y votar en el jurado del premio nacional. Soy ilustrador desde hace 15 años, me dedico en exclusiva a ello, y pertenezco a la Asociación gallega desde su refundación. Me considero una persona crítica y por circusntancias obvias soy conocedor de la realidad profesional del pais, pero lógicamente conozco más y mejor la que tengo cercana; y considero desde lo más profundo de mi corazón y juicio que en mi tierra hay candidatos de sobra para obtener un premio nacional. Y conocedor pues de la relevancia de nuestras figuras, de su influencia en otros profesionales, de su nivel artístico y de lo dilatado de su trayectoria profesional, ¿por qué no iba yo a poder nominar como candidato a un autor gallego?. ¿Acaso para evitar sospechas de nepotismo (como dices) debería yo renunciar a nominar a un gran profesional gallego para presentar la candidatura de un ilustrador de Melilla?. Pues no señor, estoy en mi legítimo derecho de presentar al candidato que yo crea oportuno, Tu acusación de nepotismo es muy fuerte, porque si sé un poco de leyes el nepotismo es la preferencia que tienen algunos gobernantes o funcionarios públicos para dar empleos públicos a familiares o amigos sin tomar en cuenta la competencia de los mismos para la labor, y ni yo soy funcionario, ni doy a mis candidatos favores públicos: primero porque con la candidatura de una API no se asegura uno ganar el premio Nacional, y segundo porque los candidatos presetados son de competencia demostrable y trayectoria intachable. Denunciar nepotismo por parte de las APIs es menospreciar a los candidatos presentadas por éstas e insultar el criterio profesional de TODOS los miembros del jurado.
    Finalmente recordamos nuevamente que los miembros del jurado son muchos, y representan a gran cantidad de entidades, de las que las APIs son solo 5, y cada una presenta libremente sus propios candidatos, no todas el mismo, por lo que se anula la sospecha de amaño. Los candidatos de cada año rondan los 20 nombres, y proceden de todas las partes de España, con o sin asociación, y muchos de los nominados ni siquiera están asociados ¿es eso nepotismo? Tiene la misma oportunidad de ganar un aragonés que un gallego, ya que si su trayectoria lo merece será nominado, y contará con un defensor en el jurado, y con otra decena de personas que decidirán si merece el premio no, por que recordemos que “nominar” no significa “ganar”. La AGPI apoya a los ilustradores gallegos, ¡faltaría más! ¿es eso injusto? y de momento ninguna de sus candidaturas ha ganado el premio Nacional, y no por falta de merecimiento, sino porque el resto de los miembros del jurado consideraron oportuno concedérselo a otras candidaturas. Asi que por favor, ilustrador de cuenca, deja de insinuar que el premio es injusto o que las APis hacemos nepotismo, porque mientras los candidatos que presentemos las APIs sean merecedores de una candiatura no consentiré que nadie cuestione nuestro criterio ni ofenda la valía de quienes presentamos. Ten por seguro que si en Cuenca o en Melilla, alguien es merecedor de ese premio, sin duda tarde o temprano llegará su candidatura, y entonces quizá y solo quizá, un jurado variado y multidisciplinar decida que gane.
    Y si aún a pesar de todo sigues pensando que el jurado no está bien compuesto, por favor, dirige tus críticas hacia el Ministerio de Cultura, que es quien lo elige. las APIs y la FADIP no somos más que invitados a participar, y lo hacemos con la mejor de nuestras intenciones y con lo mejor de nuestros conocimientos, insinuar amaño es un insulto inaceptable.
    Un saludo.


  8. Un ilustrador de cuenca [28/9/09, 14:31]:

    Estimados amigos de FADIP:

    El comentario del Presidente de la asociación gallega, que confirma que está proponiendo exclusivamente a ilustradores de su comunidad, me reafirma en mi queja, expuesta claramente en mi primer comentario. Me gustaría saber claramente la posición de FADIP ante lo que está ocurriendo, si le parece justo, si acepta que las asociaciones presenten a ilustradores sólo de su comunidad, y si cree que debe tomar cartas en el asunto o no. Tambien me gustaría saber la opinión de las asociaciones como la de Madrid, que no presentan a ilustradores exclusivamente de su comunidad, y por supuesto, y lo más importante, la opinión de los ilustradores nacidos en comunidades sin asociación.

    Un saludo


  9. Miguel Tanco [28/9/09, 16:55]:

    Las bases dicen :

    “Los vocales del Jurado serán designados por Orden de la Ministra de Cultura a propuesta del Director General del Libro, Archivos y Bibliotecas, teniendo en consideración las propuestas formuladas por las asociaciones correspondientes y sus conocimientos para valorar y enjuiciar a los traductores y las obras traducidas en los diferentes ámbitos lingüísticos españoles. En las propuestas de los jurados deberá velarse por mantener la paridad entre hombres y mujeres. ”

    Por lo tanto las quejas serían al Director General del Libro, Archivos y Bibliotecas o a la Ministra de Cultura

    Creo que el malestar del “ilustrador anonimo” viene no porque los premios sean injustos, para mi todos han sido merecidisimos, sino porque el sistema de asociaciones autonomicas deja fuera del proceso a las que no tienes asociación.

    Me parece perfecta la opinión de Pablo (APIM ) , es un juicio de valor y da igual dónde hayan nacido.

    ***Le pediría a Miguel (6) que se identificara correctamente, he hecho varios comentarios ,algunos críticos , en la FADIP y no me gustaría que nos confundieran (por una cuestión de formas ojo! ).


  10. Jorge A. [29/9/09, 10:28]:

    Hola a todos. Una simple cuestión matemática de equilibrio da la razón por lo que llevo oído al ilustrador de cuenca. Las alegaciones simplemete juran y prometen, o (en el caso de la intervención del representante gallego) incluso se indignan sin llegar a corregir ningún error de planteamiento en las dudas que expone el conquense, a las cuales y dentro de su tono tiene todo el derecho. Por supuesto que una vez propuesto este sistema, cada invitado tiene derecho a proponer con entera libertad, faltaría más (como el mismo dice) y para eso se le llama. Puede que en algún caso influyan los afectos o la inclinación, sin tener que llamar a esto nepotismo. Y ello, al igual que establece la paridad de hombres y mujeres, da una mínima pero real ventaja a otros ilustradores (lo mismo que si no desean pertenecer a ninguna asociación. Quizás las intenciones del sistema sean válidas y muy honestas pero deben aceptar aquellos cuestionamientos que se hagan con respeto, responderlos y reflexionarlos en caso necesario a la hora de mejorar.
    Repito que pese a lo legítimo de los recelos del ilustrador de cuenca, no veo en el intención de agravio, sino más bien un tono de cuestionamiento justificado. Una laguna que en este momento se suple con la honestidad de los invitados pero una laguna.
    Un saludo cordial.


  11. Santy Gutiérrez [30/9/09, 10:20]:

    una matización al anónimo ilustrador de cuenca. Las personas propuestas por agpi para formar parte del jurado del premio nacional hemos presentado de momento candidaturas de autores gallegos, sí (estamos en snuetsro derecho y eso no es cuestionable). Pero no “exclusivamente”, como puntualizas, porque lo hecho hasta ahora no implica que en próximas ediciones no decidamos presentar un candidato de fuera de nuestra comunidad, pues de momento solo llevamos dos ediciones de premio nacional. Si en el futuro consideramos que no hay autores por aqui merecedores de tal galardón propondremos sin duda a otros autores. No veo el problema.

    pero ten en cuenta, ilustrador de cuenca, que finalmente lo único cierto es que los demás 11 miembros del jurado no cuestionan de dónde proceden las candidaturas, sino que debaten sobre las candidatiras mismas. Asi pues, con 20 candidatos sobre la mesa, de todas las procedencias de España, presentados por diferentes entidades (no solo por las APIs) se procede a las deliberaciones. Sigo sin ver la ventaja en esto de estar asociado o no, si un ilustrador tiene renombre y trayectoria es seguro que su candidatura está encima de la mesa. Y la prueba está en que habiendo solo 5 comunidades con API, los nominados de las dos ediciones que llevamos hasta ahora prodecían de muchas más de 5 comunidades autónomas. Por lo que la duda de favoritismo territorial se despeja por si sola y convierten este debate en una diatriba futil que se responde por si misma en la mesa de deliberaciones.
    abrazos y saludos cordiales a todos


  12. Un ilustrador de cuenca [30/9/09, 14:23]:

    Desgraciadamente la duda de favoritismo territorial no se despeja por sí sola ( qué fácil es despejar las dudas así) y este debate no es ninguna diatriba futil ( eso no lo decide el Sr. Gutiérrez). La única verdad, de momento, es la que el Sr. Gutiérrez confiesa, y es que la asociación que preside ha propuesto, hasta ahora, únicamente a ilustradores de su comunidad. Ésto, a mí ( y por lo que veo no sólo a mí ), me parece injusto ( tal y como expliqué en el comentario 1 ) y me gustaría saber la opinión de FADIP, de las asociaciones de ilustradores que no han actuado así, y de los ilustradores en general, sobre todo de aquellos que viven en comunidades sin asociación profesional.

    Un saludo a todos


  13. Ana [29/10/09, 12:12]:

    Pues vaya, yo soy madrileña y se me ha quedado una cara de gilipollas tremenda viendo que la Apim vota a ilustradores de toda España, mientras los Gallegos se votan a sí mismos…


  14. Enrique [06/12/09, 14:02]:

    ¿es cierto que los Gallegos se votan a sí mismos en los premios? Es una acusación muy grave que da ventajas a algunas comunidades. Propongo que haya delegaciones que representen a las comunidades sin asociación para que no haya ningún tipo de discriminaciones.



Añadir comentario:





(Pregunta antispam)

Nota: los comentarios fuera de tono o tema serán eliminados.