ilustracción!

ILUSTRACCIÓN! >> Noticiero >> Fallece Felip Baldó

Fallece Felip Baldó

Felip BaldoTexto de Paco Giménez.
Imagen de Felip Baldó.

Sentimos mucho tener que despedirnos de nuestro amigo cuando todavía tenía tanto por hacer, tanto proyectos por acabar y compartir. Su discreción y optimismo nos mantuvieron siempre alejados de las situaciones dolorosas que le rodeaban y no quiso nunca hacer evidente la enfermedad que padecía. Porque Felip siempre ha sido así, lleno de ánimo e ilusión. Y colaborador… hasta el final.

Ahora que celebramos el décimo aniversario de APIV no podemos olvidar que el fue uno de sus fundadores, uno de los participantes en el proyecto de la primera época allá por los años ochenta, y también en los noventa, cuando por fin la asociación pudo cuajar. Más tarde, Felip centró sus actividades en su faceta de pintor, pero como amante de los libros ilustrados permaneció siempre con nosotros, trabajando discreta y cálidamente, como un referente experimentado con el que siempre se podía contar. Su única ausencia sólo se ha debido a sus problemas de salud, cuando le invitamos a participar en la mesa redonda a propósito del “Premio al Mejor Libro Ilustrado” que le concedieron en 2005 por su obra “El laberint i la lluna”. Esta ausencia, preámbulo de la presente, resulta ahora mucho más dolorosa por ser la primera y la última.

Queremos que esta nota sirva como afectuosa despedida de sus compañeros y amigos: Hasta siempre Felip, querido compañero de viaje. Nos queda tu obra y tu calidad humana para recordarte siempre.

A continuación puedes leer partes del texto que, en nombre de su familia, se leyó en el funeral y que dibuja sucintamente la obra y la personalidad de nuestro amigo.

ESCRITO EN RECUERDO DE FELIP Y AGRADECIMIENTO DE SUS FAMILIARES

(…) Felip nació en la Vila Joiosa hace 59 años.
(…) Felip ha mostrado siempre una gran atracción y estima hacia su pueblo, unidas a ciertas críticas, pero siempre con actitud constructiva. Hasta sus últimos días, uno de sus deseos era “quiero ir a la Vila”.

Vivió su juventud en Valencia. Marchó a la ciudad para cumplir lo que siempre había deseado: estudiar Bellas Artes. En la capital vive descubrimientos, sueños e ilusiones.
A lo largo de estos años previos a la transición política trabaja como intelectual y artista en favor de la libertad y la democracia y, fundamentalmente, en defensa de la cultura popular, es decir, la cultura de y para todos.

Ejerció de profesor de dibujo y de comunicación audiovisual. Ha sido siempre muy querido y valorado por sus alumnos y compañeros en los institutos en los que ha desarrollado su trabajo.
Siempre se implicó personalmente en la educación y en la transmisión del amor por los conocimientos artísticos. Y, lo más importante, cada vez disfrutaba más de su trabajo.

Felip ha sido por encima de todo, un artista. Para él, el Arte y su pintura contenían un valor sagrado, ancestral y difícil de encontrar (Sleeping Goddess, Daily archaeology, son algunas de sus series de pintura).
En la realización pictórica buscó la experimentación y la investigación de las formas artísticas, intentando aportar algo más a lo ya hecho y conocido.

La ilustración de libros ha sido una de sus actividades, ampliamente representada, particularmente los cuentos infantiles que han cobrado vida en sus manos: El Gised fantàstic o su último libro galardonado El laberint i la lluna.

Sus ilustraciones son tiernas, expresivas y de una gran riqueza e innovación plástica. Els Personatges Mítics del País Valencia ha sido uno de sus proyectos, por desgracia inacabado, en el que ha trabajado con mayor cariño desde hace mucho tiempo.

También sintió gran afición por la cerámica y la alfarería. Su amor por estas artes populares del País Valenciano le llevó a fundar el MUVAC: Museo Valenciano de Alfarería y Cerámica.

(…) La enfermedad en Felip le ha impulsado a seguir adelante. Ha sido como un motor para vivir con gran intensidad emocional y personal, además de ocuparse en las mil faenas de la casa. Felip se despidió “pincel en mano”.

Además de toda esta vivencia singular en la trayectoria de su vida, mantuvo presente una idea que ha transmitido a todos los que le rodeaban: el gusto por la vida. Y para aceptar la difícil situación que vivían juntos tenía una máxima “no hay que ir dando pena” o “la vida no es más que una comedia” que decía mucho de su talante.

Al final, como él mismo escribió, se trata de “La frágil, constante, persistente, resistente, armoniosa, trágica, sorprendente, inesperada, rica, cambiante y siempre amiga línea de la vida.”

Y una conclusión, suya y personal: “Lo hemos pasado muy bien”.

5 de octubre de 2007
 

2 comentarios a Fallece Felip Baldó:

  1. Pau [26/10/07, 14:37]:

    Vaig ser alumna de Felip Baldó en els anys 70 a l’Institut de Benetússer i recorde molt bé les seues classes que eren molt especials plenes de bons moments dins el dessert i l’apatia que regnava en el moment. Hi han mestres que no s’obliden! Felip moltes gràcies per tot el que ens has deixat i restaràs sempre dins nostre!!


  2. Ernesto [14/12/07, 16:51]:

    Hola,yo he sido alumno de Felip estos 2 ultimos años en el instituto Benlliure.Él me dio las asignaturas de Volumen e Imagen en Bachillerato,pero lo que mas me enseñó es a la valorar el cine.Soy un gran fanatico del 7º Arte y él siempre en clase llamaba a algunas personas por el nombre de estrellas de Hollywood por su parecido o su temperamento.
    Él,al ver mi interes por el cine,me traia folletos de la Filmoteca Valencia o me preguntaba si conocia peliculas de tal director,si habia visto cierta pelicula,etc….
    Ayer estuve en su homenaje en el Clot y me gustó mucho,especialmente la intervención de su compañera de trabajo y amiga Mercé Viana o el video final,con muchas fotos suyas.Una vez finalizado el evento mostré mi agradecimiento a Mercé y a su esposa.
    Dejo la pagina mi foto-blog,donde el dia 2 de Octubre escribí un parrafo lleno de anecdotas.

    Hasta siempre,Felip